Reforma Laboral: Los Cambios Más Sensibles y Profundos que Podrían Afectar al Sector Logístico

Reforma Laboral: Los Cambios Más Sensibles y Profundos que Podrían Afectar al Sector Logístico

La industria chilena presenta en sus operaciones un alto componente de colaboradores, tanto técnicos como ejecutivos en general, con un alto grado de especialización en temas operativos, de seguridad, operaciones y análisis. El actual proyecto de Reforma Laboral viene a plantear un fuerte impacto en su estructura y funcionamiento actual y, obviamente, el sector logístico no escapa a esta realidad. En este reportaje, actores del sector se refieren a sus eventuales efectos.

La industria logística debe adaptarse a las necesidades de un mundo globalizado, que opera en todos los aspectos de la industria, atendiendo mercados sensibles para el funcionamiento de la sociedad y el país. Hay muchos ejemplos (servicios dedicados a la salud, industriales y a químicos peligrosos, así como puertos, aeropuertos, entre otros), que requieren eficiencia e innovación permanente.

En ese contexto, y de acuerdo a lo que señala Eric Lobo, Vicepresidente Asociación Logística de Chile A.G., “el actual proyecto de Reforma Laboral, tal y como ha sido diseñado, no recoge ninguno de estos aspectos, sino que, por el contrario, resta competitividad, toca tangencialmente la capacitación de los empleados, limita fuertemente la capacidad de adaptarse a las exigencias de mercados internacionales, y enfrenta a empleador y empleado en negociaciones colectivas que no solo afectan a la empresa, sino también a consumidores en industrias sensibles (como salud, turismo o alimentación)”.

“Con esta reforma, un sindicato menor podría impedir la tarea de entregar medicamentos en un hospital, siendo solo un eslabón más de la cadena”, señala Lobo, agregando que “cuando hablamos de una cadena de abastecimiento, debemos entender que cada eslabón debe cumplir con su tarea para lograr el objetivo final. Este proyecto permitirá a un grupo menor de trabajadores poder influir en poco tiempo en toda una industria exportadora que simplemente puede perder toda su producción, si es que la carga no llega en tiempo y forma a su destino”.

Ricardo Mewes, Presidente Cámara Nacional de Comercio, Turismo y Servicios (CNC), afirma que como entidad siempre han manifestado su preocupación sobre el enfoque y las propuestas que el proyecto da al tema. “A nuestro juicio, no responde a desafíos que el país deberá enfrentar en los próximos 50 años. Por el contrario, encuentra inspiración en recetas y diagnósticos de hace medio siglo”.

En este sentido, uno de los temas en que la CNC puso mayor énfasis fue la construcción y el fortalecimiento de los pactos de adaptabilidad laboral, entendidos como herramientas modernizadoras y no como una moneda de cambio en el marco de una negociación colectiva. “Estos pactos son la llave para dar dinamismo a nuestra economía y no deben ser utilizados como armas de presión a los trabajadores”, comenta Mewes.

Para Raúl Maturana, Presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Portuarios de Chile (Fenatraporchi), el sector marítimo-portuario solo obtendría ventajas ordenando sus recursos humanos y no al estar negociando repetidamente con grupos separados, evitando paros. “La reforma nos entusiasma en el sentido de estudiar la posibilidad de realizar una negociación colectiva interempresa”, explica.


Por Revista Negocios Globales, Logística Transporte Distribución. Edición Junio 2016.

500_f_52399331_zbbmdecyrhiznxvnt7anqagai2mmpjgf